El resurgir de la web

Cuando parecía que no había vida más allá de las Apps y que la web como tal tenía los días contados, para algunos, el tiempo y el sentido común no han hecho otra cosa que dejar claro, no solo que no ha muerto, sino todo lo contrario.

Es evidente que las empresas cada vez son más conscientes de la necesidad de adaptar sus entornos online a una estrategia mobile. El diseño responsive, las app nativas, híbridas o webs app son algunas de las opciones posibles, y cuya elección depende del servicio que pretendas ofrecer a los usuarios. En cualquier caso, lo que sí es cierto es que todas tienen como objetivo hacer más fácil nuestra vida.

EL RESURGIR DE LA WEB

EL RESURGIR DE LA WEB

Aunque las aplicaciones nativas gozan de buena salud, las webs apps están siendo cada vez la opción más común entre las empresas que quieren adecuarse a esta nueva realidad. Ahora bien, ¿cuáles son las diferencias sustanciales entre ambas?

Apps nativas

Dentro de este grupo es necesario realizar una distinción entre:

Aplicaciones de desarrollo nativo: se desarrollan utilizando el lenguaje de programación propio de cada plataforma (por ejemplo Objective-C y Swift para IOS) para ser posteriormente instaladas en ella. De manera que, una aplicación que haya sido diseñada específicamente para una de ellas, no es válida para el resto.

-  Aplicaciones de desarrollo híbrido: su diseño se realiza a través de frameworks de desarrollo, mediante HTML5, JavaScript y CSS. Su rendimiento es un poco inferior a la anterior, ya que cada página por la que se navegue debe ser renderizada desde el servidor.  Finalmente, y después de una compilación y adecuación de ciertas áreas del código, se generan los diferentes paquetes entregables para cada plataforma, iOS o Android.

Finalmente, es importante reseñar que ambas están disponibles en los markets de cualquiera de los sistemas operativos, App Store, Play Store o Windows Store, para su instalación por parte de los usuarios de cada entorno.

Webs apps

A diferencia de las anteriores, no requiere ningún proceso de instalación, ya que se consumen desde el navegador web del dispositivo y, en ocasiones, desde entornos de escritorio. Por ello, no es necesario crear una versión para cada sistema operativo. Su desarrollo está basado en HTML, JavaScript o CSS. Muestra de ello son las versiones web app de WhatsApp, Amazon, Gmail, Paypal, Ebay y tantas otras.

Como decíamos al principio, elegir una u otra para tu proyecto depende de aquello que pretendas ofrecer a tus usuarios. No son pocos los casos en los que la apuesta por una app nativa ha carecido de sentido, ya que ofrece las mimas posibilidades que una web app, pero a un coste mayor. No sólo provocado por cuestiones de desarrollo, sino también derivado por las exigencias de mantenimiento. Mientras que las actualizaciones de las webs apps dependen del sitio web original, donde la fricción es mínima ya que el usuario no tiene que hacer nada, las referidas a las native mobile apps vienen dadas por las actualizaciones de los diferentes sistemas operativos para los que han sido creados. Esto obliga a los desarrolladores por un lado, a actualizar sus desarrollos y subir una nueva versión, y por otro, a los usuarios a actualizarlos descargando la nueva versión de la App en el market (App Store, Play Store, etc.).

Otro de los cambios que está favoreciendo el auge de este tipo de herramientas viene dado por sus avances en las tarifas de datos, la calidad y disponibilidad de conexión. Pese a que en un principio era imprescindible tener conexión a Internet para poder usarlas, ya es posible trabajar con ellas de forma offline para consumir algunos contenidos, ya que guarda datos en el terminal de forma temporal.

De igual modo, es importante mencionar cómo cada vez son más los usuarios que se muestran reacios ante ciertos permisos requeridos para la instalación de apps nativas. Como se ha visto, esta situación no se da en las webs apps, ya que la se accede a través del navegador. De ahí que cada vez sean más las empresas que deciden ofrecer esta última opción.

Otro de los aspectos que demuestra que se trata de una opción muy interesante es la posibilidad de añadir el icono de la web app en la pantalla de inicio, junto con los iconos de acceso directo al resto de aplicaciones nativas en el dispositivo del usuario. Todas estas variaciones son, también, fruto del esfuerzo de muchos desarrolladores web, que cada día trabajan por ofrecer a los usuarios las mismas experiencias que las apps nativas.

Este cambio de dirección, y ahora que la burbuja de las apps parece desinflarse, está derivando en un evidente aumento del consumo de entornos webs. Por eso, si estás pensando en apostar por una de ellas, llámanos y tras estudiar tu caso, te aconsejaremos para que elijas la opción que mejor se ajusta a tu proyecto.

 

 

 

One thought on “El resurgir de la web

  1. Pingback: Qué no puede faltar nunca en un evento profesionalBlog Captative | Blog Captative

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>