Sácale el máximo partido a la tecnología Cloud Computing

Uno de los sistemas de trabajo que más se ha consolidado en los últimos años es la tecnología cloud computing. La amplia variedad de oportunidades que ofrece al entorno empresarial hace que la encontremos en diferentes sectores y con usos que se adaptan a cada modelo de negocio. Como ya hemos desarrollado en post anteriores, es posible que ésta se convierta en un soporte virtual para la empresa o en un sistema de gestión para la organización de eventos, entre otras opciones.

Es uno de los modelos de negocio más demandados y que mayor aceptación está teniendo entre los trabajadores. Aunque en un principio estaba reservado para las grandes compañías, cada vez son más las pequeñas y medianas empresas que han decidido incorporarlo a su organización y extraer de él todos los beneficios que le aporta. Sin embargo, para conseguirlo es fundamental escoger la modalidad que más se ajusta a tus necesidades. De este modo, evitarás complicaciones innecesarias y que su implantación no sea todo lo rentable que esperabas.

Cloud Computing

Cloud Computing

En esta línea, este post está orientado a ofreceros una serie de recomendaciones que os ayudarán a aprovechar al máximo y  obtener los mejores beneficios esta tecnología:

Coherencia

El almacenamiento constante de información, ligada a diferentes proyectos o personas, favorece a la experiencia del usuario, en tanto que la compañía dispone de datos personales o detallada, que le permiten ajustar su acción sin apenas ningún esfuerzo. Por ejemplo, en la organización de un evento esto agilizaría la elaboración de las tarjetas de visita personalizadas según el color que los asistentes hayan elegido como su favorito.

Sin embargo, nunca se debe olvidar que los servicios que ofrecemos con esta tecnología deben estar relacionados con el resto de aplicaciones que integran nuestra compañía o los servicios que ofrecemos. En este sentido, lo ideal es ser coherente con su uso y apostar por un producto que esté en la misma línea que el resto, que les complemente y favorezca la comunicación y el acceso.

Seguridad

Hace unas semanas, ya os hablamos de diferentes medidas que os ayudarían a mantener a salvo vuestros datos en sistema de almacenamiento cloud. Éste es uno de los temas más importantes y de los que más preocupa a las empresas, por ello, es más que evidente que hay que velar por su cumplimiento y la privacidad de los datos.

De ahí que, os recomendamos que al mismo tiempo que os acogéis a los sistemas de privacidad que os ofrece vuestro proveedor, desarrolléis un manual interno en el que expongáis puntos tan importantes como: quién puede acceder a la información, cómo se deben distribuir, descargar o almacenar datos personales, etc.

Sencillez

Si queremos que realmente este sistema sea eficaz, hay que apostar por la sencillez en el uso. De otro modo, existe el riesgo de que los trabajadores o usuarios no la usen adecuadamente o no sean capaces de aprovechar todas sus ventajas y acabe siendo abandonada.

Esto no implica reducir el número de acciones o posibilidades, sino apostar por un planteamiento claro, cuyo diseño sea intuitivo y no dé lugar a equivocaciones.

Definición

Para evitar fallos en la organización de los datos o posibles riesgos en la seguridad de la información que se almacena, es básico establecer y definir desde el principio cuál va a ser el uso que se le va a dar. Del mismo modo, es necesario determinar quién se responsabilizará de su buen funcionamiento y supervisará su uso para que sea el adecuado.

Estas son sólo algunas ideas que te ayudarán a sacar el máximo partido de la tecnología Cloud Computing pero, como siempre os decimos, os recomendamos que recurráis a profesionales que os ayuden a implantarla. Ellos os aconsejarán y conseguirán que el resultado sea el esperado.

Si tienes alguna duda, contacta  con nosotros. Te podemos ayudar.

Esta entra ha sido posteada en Varios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>